Image

    Radio Magallanes

 

VISITANTE:
43938833

Agregar a Favoritos
Enviar a un Amigo
Página de Inicio

COLUMNA DE OPINIÓN  

Una agenda de ciudad sustentable
13-04-2022


El último informe del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), pareciera ser desalentador: el promedio anual de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ha alcanzado los niveles más altos de la historia de la humanidad. Esto pone en evidencia las grandes dificultades que existen para el cumplimiento de acuerdos internacionales por parte de los países firmantes, incluido nuestro país, que se ha comprometido a ser carbono neutral al 2050 (cero emisiones). Pero ¿Cómo afecta lo anterior a nuestras ciudades y territorios de Magallanes? Tristemente, nos afecta de manera profunda e irreversible.
Hemos llegado a un punto donde es el planeta el que se está adaptando al impacto negativo del ser humano, pese a nuestra relativa “corta existencia en el planeta”, y en esa adaptación seremos nosotros mismos los perjudicados. En efecto, parte de los objetivos de los diferentes acuerdos de cambio climático, apuntan a mantener el aumento de la temperatura media mundial bajo los 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales. Para entenderlo desde un punto de vista local, se trata de que la temperatura sea levemente superior a la existente, por ejemplo, en la época de colonización de Magallanes, antes de que miles de hectáreas de bosque nativo fueran explotadas y reemplazadas por extensas zonas de pastoreo, o mucho antes que la región iniciase su explotación de hidrocarburos al mundo, y de los cuales depende nuestra economía y nuestra energía actual. Antes que la población aumentara más de diez veces, cambiando drásticamente su impacto en el entorno, desde una armónica relación en el caso de los pueblos originarios, hasta nuestra asimétrica situación actual.
¿Pero cómo podemos aportar a las metas de cambio climático desde una mirada local? Primeramente, entendiendo la gravedad del problema, convenciéndonos que el no cambiar implicará graves consecuencias, no solo a las futuras generaciones, sino que a nosotros mismos, viviendo situaciones climáticas cada vez más extremas y que seguirán poniendo a prueba a nuestras ciudades. En segundo lugar, revisando el impacto de nuestras actividades, desde lo cotidiano y doméstico hasta lo laboral y productivo, de modo de minimizar el uso de la energía con una mejor eficiencia, y maximizar el uso de materiales y sistemas sustentables.
Para lograr lo anterior, también es necesario plantear una agenda de ciudad sustentable, que permita identificar y priorizar los problemas relacionados con la planificación y desarrollo de las ciudades, entendidas como sistemas multidimensionales, capaces de coexistir y crecer en armonía con su entorno, priorizando la calidad de vida de sus habitantes. Buenos ejemplos para conformar esta agenda nos pueden dar las Smart Cities o las Ciudades de los 15 minutos, que se están aplicando en algunas ciudades europeas, y que son factibles de replicar en ciudades intermedias y asentamientos poblacionales como los existentes en Magallanes. De este modo, Punta Arenas, Puerto Natales, Porvenir o Puerto Williams podrían transformarse en ejemplos nacionales de un nuevo tipo de ciudad, donde las edificaciones y construcciones consideren altos estándares de eficiencia energética, donde el uso de los actuales automóviles se pueda restringir y reemplazar paulatinamente por medios de transporte menos contaminantes y más eficientes, reduciendo la movilidad urbana y reemplazando tacos y pavimentos por espacios públicos y áreas verdes de calidad. Donde no existan edificaciones y barrios irregulares, carentes de servicios básicos o equipamiento. En definitiva, generando barrios y ciudades saludables y adecuadamente planificadas, sin improvisaciones que puedan aumentar los problemas actuales.
La pandemia no solo dejó encierro, distanciamiento social o nos alejó, incluso para siempre, de muchos seres queridos. También nos ha dejado otras lecciones factibles de aplicar en el desarrollo cotidiano de nuestras ciudades. Las posibilidades de una acertada aplicación del teletrabajo, contando de una adecuada conectividad digital, puede mejorar nuestro rendimiento laboral, prescindiendo incluso de nuestra ubicación física. El mejor aprovechamiento del espacio público como lugar no solo de tránsito sino que de crecimiento y esparcimiento, también nos puede llevar a mejores ciudades.
Por este motivo, debemos sacar partido a todas las instancias que nos posibiliten el conversar, confrontar y trazar una mejor ciudad. Tal es el caso del Consejo Regional de Desarrollo Urbano, instancia única para el encuentro de todos los actores relacionados al desarrollo y la planificación de las ciudades magallánicas, donde es posible proponer no solamente la ciudad que queremos, sino las estrategias para evitar la ciudad que no queremos a través de una agenda de ciudad sustentable, debidamente consensuada con la comunidad, y que nos permita contar con avances reales y visibles, no solo para combatir el cambio climático desde nuestras ciudades, sino que también para mejorar la calidad de vida de cada uno de sus habitantes.

César Alvial Chandía
Presidente de la Delegación Zonal del Colegio de Arquitectos de Chile A.G.

CESAR ALVIAL -Pdte.deleg colegio arquitectos
---------------------------------------------------------------------------------------------
<<ATRAS        SIGUIENTE>>

 


Radio Magallanes CD 70 - 700 AM - 106.7 FM
Pasaje España, a un costado de la fiscalía local    Fono: (56) 61 2241541 - 61 2241587
E-mail: prensa@radiomagallanes.cl
Punta Arenas - Patagonia - Chile

Portada | Personal & Staff | Historia | Programación | Contáctenos

Diseño y Webhosting: Iflexus Ltda.